Office of Children and Family Services

Banner for top of Adoption Page

Publications

Consejos para Proteger a los Niños: Nunca Deje a Su Niño Desatendido Dentro o Alrededor de un Vehículo...NI POR UN MINUTO Pub. 5036-S

Adobe PDF Pub. 5036-S (96k)

Cada año, cientos de niños quedan desatendidos dentro de vehículos motorizados. Aproximadamente el 75 por ciento de las muertes infantiles en vehículos estacionados es ocasionada por adultos que dejan a sus niños desatendidos, ya sea intencionalmente o sin intención de hacerlo. Muchos adultos responsables no están informados o desestiman los riesgos de dejar a un niño solo en un vehículo. Estos peligros incluyen: la insolación o hipertermia, la pérdida de calor en el cuerpo o hipotermia, el poner un vehículo en movimiento, el quedarse atrapado dentro de un automóvil o en la maletera, y la abducción.

Las siguientes sugerencias pueden prevenir daños severos o la muerte, ya sea dentro o alrededor de un vehículo estacionado.

LOS INFANTES Y LOS NIÑOS PEQUEÑOS DEBEN ESTAR SUPERVISADOS SIEMPRE QUE ESTÉN DENTRO O ALREDEDOR DE UN VEHÍCULO.

  • Nunca deje a un niño en un vehículo desatendido cuando haga calor o frío, ni siquiera con las ventanas un poco o totalmente abiertas, debido al riesgo de hipertermia (insolación) o hipotermia (pérdida de calor en el cuerpo).
    • La insolación puede ocurrir cuando los órganos internos del cuerpo alcanzan una temperatura de 104 grados Fahrenheit. Los síntomas de la insolación pueden incluir: confusión, agresividad o combatividad, palidez y comportamiento extraño. Una temperatura alta en el cuerpo puede causar daño irreversible en el cerebro.
    • La temperatura en un vehículo motorizado cerrado se eleva aproximadamente 19 grados Fahrenheit en minutos, 34 grados en media hora y 43 grados en una hora. Una temperatura de 107 grados Fahrenheit puede ser mortal.
    • La hipotermia intermedia o severa puede ocurrir cuando la temperatura del cuerpo cae entre 98.6 y 86 grados Fahrenheit. Los síntomas en infantes pueden incluir: piel colorada, fría, y baja energía; síntomas en niños mayores pueden incluir escalofríos, confusión, habla confusa, somnolencia o pereza, o comportamiento irracional.
  • Si un niño queda encerrado con llave en un vehículo no intencionalmente, sáquelo del automóvil lo más pronto posible. Si el niño presenta algunos de los síntomas más serios citados anteriormente, llame al 911 inmediatamente.
  • Cuando esté fuera de su automóvil, mantenga el vehículo cerrado con llave en todo momento y nunca deje las llaves al alcance de los niños.
  • Enseñe a los niños a no jugar dentro o cerca de los vehículos y a que informen a un adulto cuando un amigo esté jugando en un vehículo sin supervisión. Asegúrese de que los niños comprendan los peligros de quedarse atrapados en la maletera (sofocación, insolación e hipotermia).
  • Antes de retroceder un vehículo motorizado, camine alrededor del mismo para asegurarse de que no hayan niños o animales detrás de las ruedas o debajo del vehículo. Al retroceder, es importante mirar a través del espejo retrovisor y de los espejos laterales, especialmente cuando los niños jueguen afuera.
  • Coloque un juguete relleno en el asiento del niño cuando éste no esté en uso y mueva el juguete en el asiento del pasajero cuando el niño esté en su asiento, como recordatorio de que su niño está en el vehículo.
  • Cuando maneje con un niño en un vehículo, use servicios que permitan transacciones desde el coche.

Pub. 5036-S (10/05)